Detalles

Biblia, Evangelismo, Ministerio Personal
3 años atrás

Llamando a los doce en derredor de sí. Jesús les ordeno que fueran de dos en dos por los pueblos y aldeas. Ninguno fue enviado solo, sino que el hermano iba asociado con el hermano, el amigo con el amigo. Así podían ayudarse y animarse mutuamente, consultando y orando juntos, supliendo cada uno la debilidad del otro.